Iglesia de Santa Ana

 

La iglesia de Santa Ana se encuentra en uno de los barrios más populares de la ciudad. Rodeada de grandes casas solariegas y antiguos palacios, acoge en su interior una importante muestra de la riqueza local, cuyo máximo exponente es el retablo mayor, sobresaliente obra del renacimiento bajo extremeño.

El edificio ha sufrido continuas reformas a lo largo de la historia. Desde su construcción primitiva en el siglo XVI hasta las ampliaciones hechas cuatro siglos después.

Exterior

De la fachada de la iglesia destaca la torre-campanario de planta cuadrangular, así como tres gárgolas que se encuentran próximas a ella.

Interior

El edificio tiene planta de cruz latina,está rematada con un ábside poligonal de tres cuerpos, cubierto con una bóveda de crucería. El resto de la nave, dividida en seis tramos, se remata con bóveda de cañón con lunetos.

Retablo Mayor

Surgido dentro de un período de una intensa actividad artística durante el siglo XVI, atribuido al artista flamenco Roque de Balduque y fechado, probablemente, en la segunda mitad del siglo XVI,el retablo mayor de la Iglesia de Santa Ana está considerado por numerosos autores como una de las obras más brillantes de la baja Extremadura en este tiempo.

Está diseñado en forma de tríptico, cuya temática combina historias de la vida de María y escenas de la pasión de Cristo. Su decoración y composición es plateresca aunque se ha prescindido de la pintura.

La iconografía del retablo queda descrita de la siguiente forma:

En el banco se representan las siete virtudes, los Doctores, Confesores y Mártires. Justo encima del banco, aparece San Juan Bautista, seguido del encuentro de San Joaquín con Santa Ana, San Pedro, Santa Ana y la Virgen, San Pablo, Natividad de la Virgen, San Andrés, San Lucas, entrada de Jesús en Jerusalén, San Juan, Asunción de la Virgen, San Mateo, Ecce Homo, San Marcos, apóstol desconocido, Caída del Señor, Santiago, Resurrección, San Bartolomé, Ascensión, apóstol desconocido, San Esteban, Pentecostés, San Lorenzo, el Buen Ladrón, Cristo crucificado flanqueado por María y San Juan y el Mal Ladrón.

Retablos menores

Seis retablos menores se reparten por toda la iglesia, en los que se veneran a la Virgen del Socorro, Sagrado Corazón, Virgen del Carmen, San Antonio, Nacimiento y Ánimas. Pueden datarse, a excepción del Nacimiento, en el último tercio del siglo XVIII.

Retablo del Nacimiento

De notable riqueza artística, el retablo del Nacimiento está formado por un conjunto defiguras talladas en madera. En él aparecen La Virgen, San José, El Niño, cinco pastores, el buey y la mula. Se fecha en el siglo XVII y probablemente proceda del Colegio de los Jesuitas.

Capilla del Sagrario

De marcado estilo renacentista, la capilla dispone de una cúpula que estuvo decorada con pinturas al fresco de temas eucarísticos.

El sagrario, de unos ciento cincuenta kilos de plata y atribuido a los talleres ARPE de Madrid, fue costeado por la población, está fabricado en plata de ley repujada y dorada en oro fino y enriquecido con esmaltes, perlas y piedras preciosa. Se compone de dos cuerpos. El primero o cuerpo inferior lleva un juego de doce columnas de mármol y plata dorada y está rematado con un Evangelista en plata en cada esquina.

El segundo cuerpo o cuerpo superior está formado por una segunda cúpula adornada por doce hornacinas, tres en cada lateral, con doce Apóstoles en marfil y rematada en una cruz latina, con nueve esmeraldas sostenidas por dos ángeles.

La custodia, que remata todo el conjunto, es de tipo sol y fue costeada por don Román García Blanes en 1956.

En esta capilla también se encuentra la imagen del Cristo yacente, obra fechada entre el siglo XVI-XVII, y que según el antiguo cronista de la ciudad, era habitual crucificarlo en el llano de Santa Ana durante la celebración de la Semana Santa.

Capilla de Bravo Murillo

La capilla, que responde al estilo Neoclásico, fue el lugar elegido para enterrar al ilustre político Juan Bravo Murillo, nacido en Fregenal de la Sierra el 9 de Junio de 1803.

El honorífico frexnense permanece enterrado en esta capillajunto a las cenizas de sus padres desde 1873, año de su muerte.

Otras muestras artísticas

Obras de interés son también, el púlpito, plataforma desde la que se predicaba la misa, que es de fábrica gótica, realizado en granito y decorado con motivos vegetales.

Así como dos bancos situados a uno y otro lado de la puerta de entrada de la sacristía y coro. Están fechados en 1730 y tienen talladas en los respaldos dos cruces llamadas de camino o calvario.

En la sacristía de la iglesia también se encuentra una modesta colección bibliográfica donada por Juan Bravo Murilloy que contiene libros en su mayor parte de Derecho Civil Canónico, Textos de Hacienda, Filosofía, Teología e Historia.

En el orden pictórico, destaca el lienzo atribuido a Ignacio Estrada en el que se representa a la Virgen llevando de la mano a San Joaquín.

Dirección
Llano de Santa Ana, s/n

Para ver los horarios, pinche aquí.